Blog Zafra

Noviembre AzulPostado: 05/11/2019

Noviembre Azul

Ya hacen algunos años que ha habido campañas mensuales que destacan la prevención o el conocimiento de un determinado tema.

Noviembre ha llegado y está representado por el color azul.

Esta campaña mundial se conoce como Noviembre Azul. Su objetivo es proporcionar información sobre la prevención del cáncer de próstata y cómo el diagnóstico temprano hace la diferencia. Siendo el segundo cáncer más común entre los hombres de 50 años, y los factores genéticos también pueden contribuir.

La próstata es una glándula pequeña ubicada debajo de la vejiga y delante del recto. Su tamaño varía con la edad.

Detrás de la próstata hay vesículas seminales, que representan la mayor parte de la producción de semen. La uretra es como un tubo que elimina la orina y el semen del cuerpo a través del pene, todo pasa por el medio de la próstata.

El líquido prostático producido por la próstata tiene la función de proteger los espermatozoides, aumentando la capacidad reproductiva.

El cáncer de próstata es una multiplicación anormal de células que genera un tumor. Según la Sociedad Americana del Cáncer, uno de cada siete hombres será diagnosticado con cáncer de próstata. Siendo ocurre principalmente en hombres de edad avanzada.

Los síntomas pueden o no aparecer. Muchos pueden tener incontinencia urinaria o dificultad para orinar, dolor o ardor al orinar, manchas de sangre en la orina y eyaculación y función sexual afectadas. En el estado más avanzado, algunos sufren dolor óseo y pueden tener insuficiencia renal.

Hay un grupo de personas que deberían prestar más atención, son personas que tienen asuntos familiares o son negras. Los hombres negros tienen el doble de probabilidades de desarrollar este tipo de cáncer. Si la persona no está dentro del grupo de riesgo, se recomienda hacerlo anualmente a los 50 años. Se recomienda que los hombres con antecedentes familiares y de raza negra tomen exámenes a partir de los 45 años. Pero la consulta preventiva se puede realizar a los 40 años.

Se pueden realizar exámenes clínicos, de laboratorio o radiológicos. Los análisis de sangre generalmente se realizan para medir el nivel de PSA (antígeno prostático específico), si se modifica puede indicar infección, inflamación o posible cáncer. En el examen rectal, el urólogo puede sentir nódulos o cambios en el tamaño de la glándula. Ambos ayudarán al médico a ordenar una resonancia multiparamétrica y una biopsia.

Después de diagnosticar la etapa de la enfermedad, el médico le indicará el mejor tratamiento para el caso. Algunos de los tratamientos son: cirugía, radioterapia, criocirugía, terapia hormonal, quimioterapia y vacunas. Aunque en algunos casos se pueden combinar ciertos procedimientos, generalmente se realizan por separado.

Pero la mejor manera de luchar por el cáncer de próstata y otras enfermedades es la información. Es la mejor forma de prevención. La investigación muestra que lo mejor es tener hábitos saludables, como hacer ejercicio, no fumar, tener un peso apropiado para su altura, mantener una dieta equilibrada y no consumir alcohol en exceso.

Por lo tanto, manténgase informado, comparta lo que sabe con los demás, tenga hábitos saludables, realice exámenes cuando sea necesario y cuando sienta que algunos síntomas no se demoren en ir al médico. De esa manera puedes tener una vida más lejos junto a la persona que amas.

#NoviembreAzul

¡Mes de la lucha contra el cáncer de próstata!



Comentarios

Chatear en línea